jueves, 17 de mayo de 2012

MITOS, COSTUMBRES Y TRADICIONES

MATRIMONIO

Antes, los shuar solían sacarse con varias mujeres, para tener bastantes huertas y muchos hijos. El padre muchas veces daba al mismo hombre las hermanas de la hija ya casada con él; pero si no resultaba buen cazador y trabajador; se las daba a otro.

La primera mujer con la cual se casaban era llamada "tarimiat", quien tenía muchos privilegios; la tarimiat podía mandar a las otras esposas, que le ayudaban a trabajar. A veces, entre las distintas mujeres había envidia y rencor, especialmente cuando el hombre convivía mucho más con la más joven.

Antiguamente hacían pedido sin haber conversado con la muchacha, sino solamnete con el padre de la chica. No se realizaba ninguna fiesta durante su boda, sino se casaban y vivían en la casa del suegro hasta que tenían hijos y hacían una casita para vivir aparte, cerca de la casa del suegro.

En este tiempo, hacen una fiesta grande, invitan a varias familias y personas, y bailan todo el día y la noche. Algunos, según la antigua costumbre, han tomado dos o tres mujeres. Despúes de la muerte de uno de los cónyuges, casi siempre hay un nuevo matrimonio. Sobre la viuda tiene derecho el hermano del difunto.


NACIMIENTO Y MUERTE


NACIMIENTO.
La mujer daba a luz fuera de la casa, arrodillada y agarrándose de un palo, en el momento de alumbrar nadie le ayudaba: ella misma lo hacía por su fuerza, porque creían que cuando otra mujer la ayudaba, después de haber dado a luz sufriría de muchas hemorragias. Después de dar a luz su madre o las suegras lavaban al niño, cortaban el cordón umbilical con una pequeña estaca de "quincha" (caña de bambú). Enterraban la placenta donde el niño había nacido, podiéndola en una quincha, como se hace con el difunto.

MUERTE.
Los mayores enterraban a los difuntos en medio de la casa; envolvían al cuerpo en un trapo, cogían una quincha ancha, la ponían alrededor del cuerpo y lo amarraban, y después lo enterraban. A veces, a petición del difunto, no lo enterraban, sino lo dejaban sobre el "peak" (lecho), sentado o acostado. Una vez podrido, encolvían sus huesos y los enterraban.

BAILES Y CANTOS

BAILES.
El baile es siempre esttrictamente controlado por los padres y esposos. Durante el movimiento rítmico, el hombre canta y toca; al acabar tambien las mujeres cantan y a veces se entrelazan una conversaíón a base de canciones, formando un conjunto armónico.


CANTOS.
La mayor expresión de la música shuar son los "nampets": cantos de alegría, alegorías donde generalmente se habla de animales o plantas, o pensando en personas; acompañados de gritos, risas, signos evidentes de júbilo.

Existe otro tipo de canto, los "anent", canciones privadas a manera de plegarias en un contexto ritual, relacionadas sobre todo a actividades como la caza o la siembra.


COSMOVISIÓN


La mitología shuar esta estrechamente vinculada a la naturaleza y a las leyes del Universo, y se manifiesta en una amplia gama de seres superiores relacionados con fenómenos tales como la creación del mundo, la vida, la muerte y las enfermedades. Los principales son:

  • Arútam. Dios supremo, vive en las cascadas sagradas de la selva, fuente de todo bien y hace invencible al guerrero shuar.

  • Shakaim. Ser misterioso que sale del agua para enseñar a los shuar los diferentes campos de trabajo, dando la fuerza y habilidad para el trabajo masculino

  • Nunkui. Tiene todo poder debajo de la tierra, a él se le debe el desarrollo de los tubérculos y la vida de los animales terrestres. En la mitología se presenta conmo una mujer, fertiliza la chacra.

  • Tsunki. Dueño de las aguas. Entraga poderes a los shamanes junto con el talismán "Namur" y los "anent" para que curen a los enfermos.

  • Uwi. Es el mismo Arútam que sale de los ríos para renovar la naturaleza cargando de frutas a los arboles, colocando las crías en los animales y los bebés en las mujeres.

  • Iwianch. Son todos los espíritus. Como los shuar no pueden imaginarlos absolutamente incorpóreos, les atribuyen siempre un cuerpo sutil, variable, transformable.

  • Etsa. Es Arútam que sale de las aguas del río para ayudar a los shuar en la cacería. Es el señor de los animales de la selva y de la fuerza para cazarlos.






3 comentarios:

  1. esto es muy interesante debes cumplir tus sueños y ser feliz si me responen estare libre : )

    ResponderEliminar
  2. 5 sentidos tenemos
    todos los necesitamos
    y todos los perdemos
    al estar enamorados

    ResponderEliminar